lunes, 2 de agosto de 2010

TEMPORADA 79/80. AÑO I DE MAGIC JOHNSON. Tiempos de cambios (I)

La llegada de Magic Johnson, junto Larry Bird no comencemos con favoritismos, fue sin duda un vuelco a la NBA. A la forma de jugar a baloncesto y a la forma de cómo se veía el baloncesto.

Pero no solamente la llegada de estos grandísimos jugadores sacudieron la NBA quitando prejuicios, momentos de crisis y un cierto olor a moho. En la temporada 79/80 hubo una serie de cambios que cambiarían el modo de juego, las infraestructuras e incluso a algún integrante de las divisiones que clasifican la NBA.

Es el año del primer anillo de los Seattle Supersonics, de la instauración del triple, del cambio de casa de los Jazz o del refuerzo de los tableros debido a los mates de “Chocolate” Dawkins. Por lo tanto comenzaré este serial sobre la historia de la NBA, y más concretamente de la temporada 79/80, con un reportaje sobre los cambios acontecidos en esta temporada que por facilidad de lectura para ustedes contaré en distintas entregas, para crear suspense. Eso sí, las tapas del fascículo no van con la primera entrega.

Les pongo un poco en contexto histórico. Para noviembre de 1979, comienzo de la liga, en Estados Unidos no estaban para muchas fiestas. Un error informático, más bien un error humano, provocó una ‘casi guerra nuclear’ ya que las señales del satelite y las imágenes no coincidian. Mientras que una anunciaba un bombardeo la otra seguía emitiendo con tranquilidad. La cosa no fue a mayores a vencer la calma y el sentido común y descubrirse que alguien habia colocado una cinta de las maniobras de entrenamiento. Se conoció como el “Incidente de la cinta”

En la NBA, aprovechando este toque cultural sobre bombardeos, había un jugador que no tenía nada que envidiar a los tierra-aire sovieticos. Darryl Dawkins (Florida, 11 de enero de 1957). El entonces jugador de Philadelphia 76’ers aprovechaba sus 125 kilos de peso, acompañado por sus 2’11 de estatura, para machacar los aros rivales. ¡Qué novedad! pensarán los que no le conozcan. Ninguna, salvo que fue capaz de romper, hacer estallar más bien, dos aros rivales en 23 días. El primero fue en Kansas y el segundo en su casa en el Wachovia Spectrum, que bonito nombre para un pabellón.



El amigo Dawkins era un elemento. Pese a su estatura y peso no destacaba en el aspecto reboteador ni ofensivo. Dejaba todo para sus mates y sus extravagancias. Además de ser propenso a las faltas personales de las que tiene record absoluto en la temporada 1984 con un total de 386 (4,8 por partido), una más que Michael Jordan jugando 350 partidos menos.

Estas extravagancias de las que les hablo son dignas de mención. El pívot decía ser un extraterrestre que procedía del planeta Lovetron y hablaba en verso. No contento con esto le ponía nombres a sus propios mates. Dunk you very much,In your face disgrace,The Go-rilla, Earthquaker Shaker, Look Out Below, Yo Mama o Turbo Sexophonic Delight son algunos de los nombres con los que eran conocidos sus asaltos a canasta.

Sin embargo, aunque parezca todo un personaje sacado de cualquier película de Monty Python, Darryl Dawkins tiene el honor de ser el primer jugador en pasar directamente a la NBA desde el instituto sin previo paso por la universidad. Su condición atlética no paso desapercibida para los ojeadores y fue elegido por los 76’ers en el puesto número 5 en el año 1975.

Sus dos mates destroza-aros tuvieron consecuencias y desde entonces la NBA obliga a las franquicias a colocar tableros pregables y refozar los aros como medida de seguridad y como defensa aerea a jugadores de la “escuela Dawkins” Estos tableros pasaron a ser de materiales más resisitentes (la FIBA en la actualidad utiliza policarbonato y vidrio templado de seguridad en competiciones FIBA y de una sola pieza). El reforzamiento de los tableros y la multa por destrozarlo, que el comisionado tasó en 5000 dólares y una suspensión, pararon los The Chocolate-Thunder-Flying, Glass-Flying, Robinzine-Crying, Babies-Crying, Glass-Still-Flying, Cats-Crying, Rump-Roasting, Bun-Toasting, Thank You-Wham-Bam-I-Am-Jam” de Dawking. Sí, así era como el jugador llamaba a sus obras de arte. Todo junto, un mismo título.

La carrera de Dawling terminó, pero sólo en la NBA. Ya que tras dejar la NBA jugó en el Milano y más tarde pasaría formar parte de los espectaculares Harlem Globetrrotters, puesto que sin duda le venía al pelo.

Dawkins obligó a un cambio en la infraestructura del juego. Como lo hiciera Will Chamberlain con los tres segundos en zona para poder parar su hegemonía o el tiempo de posesión que obligó a instaurar Bob Cousy porque nadie podía robarle el balón. Sorprendete pero cierto lo de Dawling.

Como todo jugador tuvo sus momentos estelares que les dejo en este video:


Aquí dejo la primera parte del reportaje. Las siguiente seguirán explicando los cambios que sucedieron en aquella temporada. La del año I de Magic Johnson.

4 comentarios:

Almanzor dijo...

Mis primeros recuerdos de Dawkins fue cuando vi por primera vez las finales del 77. Decía que su objetivo cuando hacía un mate era que el balón tocara el suelo antes que él.

El problema es que nunca fue un jugador importante en la NBA en cuanto a aportación al juego. El precursor de los "Funky Men" que diría Montes acabaría en Europa aportando aún menos. El primero desde el instituto a la NBA, porque a la ABA ya había ido Mo Malone.

Saludos y esperamos el próximo post.

Almanzor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mo Sweat dijo...

Que grande fue Chocolate Thunder !!!

Lo llegaron a nombrar el próximo Wilt Chamberlain... pero siempre estuvo más centrado en sus excentricidades que en jugar a baloncesto...

Saludos.

Lakers Planet dijo...

Gran blog tío!

Te agrego al blogroll!^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...