viernes, 10 de diciembre de 2010

Análisis | ¿Qué le ocurre a J.J Hickson?

Así lo creía. Cuando empezó con un mes de octubre soberbio pensaba que este sería el nuevo jugador franquicia de unos Cavs huérfano. Con sus números los aficionados de Ohio creían que tal vez este año volverían a saborear los playoff.

Esta vez no como el equipo como mejor balances, pero sí en ese último vagón número 8 que da como premio jugar unos pocos más partidos en la temporada.

Sin embargo, el bueno de Hickson se ha desinflado. Ha combinado grandes actuaciones con otras muy discretas y sus números poco a poco, tanto en anotación como en minutos han bajado. Ha podido ser por su bajón físico, por el buen estado de forma de Jamison con el que comparte posición o la mala trayectoria del equipo (1-10 en los últimos 11 partidos y sin conocer la victoria aun este mes). El caso es que no solo los números si no la importancia del ala-pivot a bajado.

Su rol en el equipo también ha disminuido. De hecho a perdido su posición en el quinteto a favor de Antawn Jamison. Scott quiere cambiar la dinámica negativa en la que está el equipo. Aunque con esta decisión no ha cambiado el camino de la franquicia.

Está ausente, cansando y desmotivado por la situación de derrotas de los Cavs. Hickson necesita volver a jugar al nivel que lo hizo a principio de temporada. Eso no es fácil para un jugador luchador, dado su escasa altura para su posición, pero con técnica suficiente para ser, junto a Jamison, los pilares de unos Cavs que se han deshinchado cuando la temporada ha ido avanzando.

Parece que en los partidos que vienen, Thunder y Heat, no sea el momento. Pero sí la situación perfecta para destaparse y decir un ¡Aquí estoy yo!

6 comentarios:

BigBen dijo...

Demasiado reponsabilidad para un jugador que ha demostrado que puede ser bueno, pero con cuenta gotar.
Realmente apostar por él, era demasiado arriesgado. Aún así, seguramente demuestre lo que vale.

Imagino que los Cavs ponga a Jamison a jugar porque ya han dicho que le buscan sitio, así que.

Almanzor dijo...

Yo pienso que los Cavs han tirado un poco la temporada y esperan traspasar a Jamison, por lo que tendrá que jugar. Si por casualidad ganan partidos y se suben al vagón de equipos que pueden aspirar al 8º puesto en el lamentable Este, pues mejor.

Eso sí, Hickson engañaba mucho el año pasado, ya que el 80% de las canastas que metía eran asistencias que le daba Lebron cuando el defensor de Hickson hacía la ayuda. A ver si recupera un poco de confianza, pero nunca será una estrella NBA, sino un buen complemento.

Saludos!

costalgaraldals dijo...

Creo que no es el jugador, sobre el que depositar toda la responsabilidad. Buen jugador, como deciis, pero no un jugador franquicia, puede ser un excelente refuerzo para el equipo, pero no el que tire del carro.

puertatras dijo...

Quizá demasiada responsabilidad demasiado pronto. Me parece normal que sea suplente detrás de Jamison, el cual no había aceptado muy bien el banquillo según las declaraciones que había leído.

De maño a maño, enhorabuena por el blog.

Saludos desde Puertatrás

Oscar dijo...

Creo que le ha pesado bastante la presión de intentar ser el jugador franquicia después de que lo hubiese sido LeBron. Lo bueno para él es que se lo tome en calma, vaya aprendiendo poco a poco y vaya mejorando en su juego, así tan 'a saco' es muy difícil para un jugador tan joven cómo él.

Un saludo desde BullsFanSite!

Fernando Martínez dijo...

Jamison está participando activamente en la rotación porque si lo traspasan, al menos el nuevo equipo tiene una idea de qué es capaz, y si no es así, por lo menos (aún con los Cavs perdiendo) engorda sus veteranas estadísticas. Yo opino que es mejor dejarse de bombo y platillo con Hickson, porque un joven con futuro puede verse afectado por la presión, y no rendir como se esperaba. A la larga, creo que será una gran pieza en el equipo, pero de momento, tiene que adaptarse al rol de suplente que le impuso Byron Scott...
Saludos!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...