lunes, 17 de enero de 2011

Mis Leyendas | Eddie Jones

Creo que ha llegado el momento de dejar a los bases, tengo predilección por los jugadores que juegan en esta posición. Cada vez me quedan menos jugadores para realizar un Mis Leyendas’. Se trata de un homenaje a los jugadores que son semilla de este blog. Que he visto jugar desde que comencé a ver la NBA, diez o doce atrás. Esto limita a jugadores que me pueden tener el privilegio, porque es un privilegio ¡Qué coño!, de aparecer en esta sección.

Hoy es el turno para un jugador que comenzó como amarillo en la era post-Magic Johnson, aunque coincidió con el en la vuelta del mito en la temporada 95/96, como también lo hizo otro ‘Mis Leyendas’ como Van Exel. Tras ser un jugador indiscutible en la Universidad de Temple, Los Angeles Lakers eligieron a Eddie Jones en el decimo escalón de la primera ronda del draft de 1994. Los californiano eligieron a un polivalente escolta de 1’98. Esa misma temporada ya jugó 31 minutos por partido promediando 14 puntos por encuentro. Siendo el acompañamiento ofensivo perfecto para Van Exel y Cedric Ceballos,, gran temporada la del último. Aunque sus 14 puntos en la primera temporada eran reseñables lo que realmente causó sensación desde el primer momento fue su implicación defensiva.

A partir de aquí Eddie Jones se caracterizó como un jugador polivalente que defendía como el mejor perro de presa y corría el contraataque a la perfección. Comenzó a añadir más y más fundamentos a su juego. Una forma de jugar inteligente y muy eficaz. La carrera de Eddie Jones fue con las maletas preparadas. No hizo raices en ningún equipo y tal vez esto afecto a su carrera deportiva. Era un jugador que muchos equipos quería por su polivalencia, pero que no era fundamental, cosa que aun no entiendo. Pasó por Hornets, haciendo unas grandísimas temporadas y capitaneando un equipo que tenía material suficiente para hacer cosas grandes, con Chuck Person, David “El gnomo” Wesley y Baron Davis entre otros

Más tarde en su primera época como Heat mantuvo ese gran nivel y se asentó como un jugador fundamental en la liga. En Miami no pasaban por su mejor momento, pero tenían al Jones más maduro y desequilibrante. Los Heat fueron creciendo a la vez que lo hacía nuestro protagonista que lanzaba a los suyos desde la linea de tres. Ayudó, y mucho, el apoyo de dos jugadores de lujo: D. Wade y Lamar Odom. Un equipo hecho para cosas grandes que se quedó a las puertas. Tras el fiasco de los de Florida en las finales de Conferencia, Jones toma rumbo a Tennesse para jugar en los Grizzlies. Deja un equipo ganador hecho que consigue el anillo ese mismo año.

En los osos aportó el trabajo de un gran veterano. Más tarde volvería a los Heat para terminar su carrera en los Mavs. Un gran jugador que pudo tener un anillo, pero que no pudo ser. Un gran jugador de equipo que destacaba por su polivalencia, defensa y tiro de tres. Un escolta completisimo. Digno de ‘Mis Leyendas’

Bajo mi punto de vista un jugador infravalorado que era capaz de hacer muchas cosas en una cancha. Desde la defensa más ferrea hasta el espectáculo del mate tras un contraataque. Desde la inteligencia en la cancha hasta el tiro de tres más letal. Un pedazo de jugador

Aquí os dejo un video como es costumbre:

4 comentarios:

Óscar Gaspar dijo...

Me gustaba Eddie Jones. Qué clase tenía sobre el parquet, si bien necesitaba un verdadero líder sus equipos para que él rindiera más. Yo lo consideraba un gran segundo espada.
La enorme progresión de un imberbe Bryant le puso las maletas, rumbo a Hornest dónde jugó su mejor campaña y se fue hasta los 20 ppp.
No podemos olvidar que fue 3 veces all-star y un excelente defensor.

Anécdota: Copa del Rey de Sevilla 2004. Los ojeadores de la NBA se quedan flipados con la irrupción de un chavalín llamado Rudy Fernández. Rellenan sus informes y en la casilla
NBA player, ponen: Eddie Jones.

Saludos

General Espartero dijo...

Para mí el mejor jugador de la etapa ppost-Magic, mejor que Cedric Ceballos. Podía anotar en transición y en estático, defendía como los mejores y en tres posiciones (aunque sufría algo más al poste con los treses) y además no necesitaba amasar balón para aportar.

Un saludo!

costalgaraldals dijo...

Jugador que me gustaba por su equilibrio defensa-ataque. Le faltó un poco de suerte en su etapa Laker.

puertatras dijo...

Tengo un colega que es fan de los Lakers y se hizo fanático de Eddie Jones. Tanto que, aprovechando el viaje de su hermana a USA, le 'obligó' a comprarle la camiseta amarilla de su ídolo. Cuando echamos pachangas y se la pone siempre pienso que mi amigo es un crack por conservar esa camiseta tan freak y por mantener esa admiración por ese gran jugador del fino bigotillo.

Saludos desde Puertatras

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...