domingo, 19 de junio de 2011

Opinión | Sobre Ricky y su desembarco en la NBA

Hace un par de días fue noticia, internacional, lo que se sospechaba desde hacía unos meses, la decisión de Ricky Rubio de dar el salto y jugar en la NBA. Su irregular trayectoria en el F.C Barcelona y los cantos de sirenas procedentes de EEUU hacía presagiar la partida del base catalán a la mejor liga del mundo. El miedo por el lockout también ha influido y supongo que la mejora mínima, pero mejora, de los Wolves en esta última temporada con Kevin Love sorprendiendo a propios y extraños tampoco habrá pasado inadvertido para el jugador que era informado, elogiado y agasajado desde el frío estado americano por dirigentes y jugadores.

Ricky jugará en la NBA dos años después de ser elegido en
el puesto 5 del Draft por Minnesota (Foto:Sobre la bocina)
De esta forma Ricky Rubio se marcha a la NBA a demostrar el talento aun sin explotar del todo que posee. A enseñarle al mundo, y sobre todo a muchos españoles, que no era flor de un día, ni un producto de marketing, ni un bluff o un jugador sobrevalorado. El baloncesto táctico y encorsetado que se juega en Europa no es el mejor para ver sus capacidades. El jugador necesita libertad de movimiento y de decisión que no es que no se encuentre en el baloncesto FIBA, simplemente es más significativo en la NBA. En la forma de hacer baloncesto de Ricky Rubio es muy importante la confianza que tiene el jugador en sí mismo. Cuando emergió en la Penya como un niño prodigio se divertía jugando al baloncesto. Era descarado, no como Sergio Rodríguez si no, valiente y con ganas de mostrar lo que tenía dentro y lo que amaba. El baloncesto.

Ahora llega el momento de callar bocas. De decirle al mundo que todo lo que se espera de él es cierto. Que los aficionados cenizos tendrán que subirse al tren de los que confiamos en el talento a raudales de Ricky. Tendrá que luchar mucho para hacerse un hueco en la NBA. Tendrá que esforzarse en el gimnasio, pero mantener ese olfato natural para defender duro con sus largos brazos bien extendidos. Deberá confiar en si mismo y ser capaz de dirigir a un equipo en construcción con jugadores talentosos. Y tendrá que seguir puliendo, esta vez como quien sabe que tiene que ser mejor, sus lagunas en el juego.

Ricky lo dejó claro en la rueda de prensa donde anunciaba su desembarco en la NBA: "el juego en la NBA es vistoso y rápido, a campo abierto, y eso me gusta, por mi estilo de juego"
Por su parte Chris Paul también habló del estilo de juego del catalán al conocer la noticia "Ricky sabe de que va el juego. Rubio, obviamente el juego de aquí es diferente que el de Europa, pero él es inteligente y astuto, sabe de qué va esto".

Con esta decisión de Ricky los aficionados de los Wolves ganan un gran jugador de baloncesto que aun está por explotar, tiene 20 años, y un futuro con mucha más luz en el frío invierno de Minneapolis. Por su parte los aficionados al baloncesto ganamos un jugador con confianza y con hambre dispuesto a callar bocas en la NBA. Espero que sean muchos aficionados los que tengan que rectificar y subirse al carro de Ricky Rubio

Lecturas recomendadas | Oh, Ricky, Ricky Rubio en Sputnik basket blog
                                      El chico de Kahn en Puerta Atrás

2 comentarios:

Almanzor dijo...

He dicho varias veces estos días que el carro de Ricky tiene hueco todavía. Los que estamos montados en él desde el principio nos reiremos de los que están con la guadaña lista ante cualquier fallo suyo en la NBA.

Ricky triunfará, no hay duda.

Luis dijo...

Eso espero, me gusto bastante, aunque este año me echó un poco pa' atras pero creo que tiene talento y edad de sobra para mejorar y demostrarlo.
Ademas será titular en poco pues allí en Minesota dan palmitas con las orejas por el, están que no mean con Ricky!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...