viernes, 25 de diciembre de 2009

MIS LEYENDAS| Arvydas Sabonis


‘Sabas’ fue quien me enganchó a este deporte. Ese jugador inmenso de características singulares para jugar en la posición de cinco conquistó a un niño que miraba todo con curiosidad y hacía ídolo a toda aquella persona inalcanzable.

Año 1995, final de la Euroliga en el Pabellón Principe Felipe de Zaragoza. En hombros de mi padre veía pasar a los jugadores por las inmediaciones del centro deportivo. Si les digo la verdad no recuerdo a nadie, tan sólo a Sabonis. Era altísimo, anchísimo y su voz retumbaba desde las alturas. Mi pequeño cuello alcanzó a ver, a duras penas, su cara. Esa imagen se me quedará grabada para siempre. La del jugador que horas después conseguiría el título europeo con el Real Madrid.

El lituano ocupa hoy la sección ‘Mis leyendas’ y posiblemente sea una de las mayores de todas. El inteligente, elegante y talentoso “Gigante del este”



Arvydas Sabonis [Kaunas, URSS (en la actualidad Lituania), 1964] comenzó su carrera deportiva en el equipo de su ciudad en 1981, el Zalgiris Kaunas, con el que ganó tres ligas soviéticas de forma consecutiva. Un año después conseguiría el oro mundial con su selección en el campeonato celebrado en Colombia. Este fue el año en el que se celebró el Mundial de España donde la selección soviética sucumbió ante el combinado de la Amateur Basket Association of Unit Estate of America (ABAUSA) liderada por el 'admirante' David Robinson. Además con su selección lograría el oro olímpico en Seúl 88 junto a Volkov ganando a la Yugoslavia de Petrovic, Kukoc o Divac por 76 a 63 habiendo dejado por el camino a la selección estadounidense de Mich Richmond o el propio Robinson. Además ya bajo el nombre de Lituania ganó el bronce en Barcelona 92’ y Atlanta 96’, así como, un subcampeonato en el Eurobasket del 95.

En 1985 sería elegido por los Atlanta Hawks en cuarta ronda del draft. Como Sabonis era menor de 21 años esa elección no constó como valida y fueron los Portland Trail Blazers los que le eligieran en el puesto 24 de la primera ronda de la lotería al año siguiente. Este mismo año, en 1986, el jugador lituano se lesionó de gravedad del tendón de aquiles lo que hizo que se temiera por su progresión. Aunque esto le permitió cambiar su juego para convertirse en uno de los center más completos de la historia.

Fue el Forum Valladolid el que confió en él. Una vez abiertas las fronteras de la Unión Europea, Sabonis consiguió una gran trayectoria en la ACB ganando dos ligas y la mencionada Copa de Europa además de establecer numerosos récords en la liga española.

En 1995 firmaría con los Portland Trail Blazers. Ese año fue segundo en la votación por el ROY (Rookie of year) por detrás de Damon Stoudamire. Además de ganar premios menores como jugador de la semana o rookie del mes de mayo. En el equipo de Oregon jugó un total de 470 partidos de la temporada además de 51 en playoff en los siete años que permaneció en la franquicia de Portland.
Se retiraría en 2005 en las filas del Zalgiris de Kaunas, donde llegó dos años antes, habiendo sido MVP de la liga lituana y de la Euroliga.

Contada ya la parte aburrida de la historia, (aunque todos sus logros son significativos) entraré en profundidad en las características de tan ilustre invitado a 'Mis Leyendas'.

El juego de espaldas:

Gracias a su gran envergaduras y su rápido movimiento de pies (sobre todo en la primera época de su carrera), era capaz de dominar la pintura ofensivamente ganando espacios y buscando la mejor situación para sus tiros.

Gran reboteador:

En el área defensiva era un gran intimidador con sus largos brazos y su facilidad para estar en el momento preciso y en el sitio indicado para rebotear o colocar tapones. Gracias a esto es uno de líderes históricos en rebotes en la ACB y concluyó varias temporadas siendo el máximo reboteador de los Portland Trail Blazers.

Fuerza física y agilidad:

A pesar de su corpulencia era un jugador rápido que destacaba por su ágiles movimientos, además de por una fuerza física bestial. Como podemos ver en este video de su primera época.




Gran lanzamiento:

Tenía una muñeca de seda. Como buen jugador del este de Europa era un gran lanzador. Tenía una gran efectividad desde 4-5 metros pudiendo incluso anotar desde más allá de la línea de tres



Gran visión de juego:

Su lesión en el tendón de aquiles provocó que perdiese algo de agilidad y de movimiento lo que saldó con un gran conocimiento del juego y una grandísima visión que permitía asistir a sus compañeros con facilidad.





Un jugador que marcó una época y que pudo ser uno de los mejores de la historia, más aun, si no llega a ser por las lesiones que sufrió. El post es largo, pero me quería dar el gustazo de actualizar en navidades con uno de mis jugadores preferidos. Es mi regalo de navidad. Para mi y para vosotros.



9 comentarios:

General Espartero dijo...

Soy madridista y siempre odié a Petrovic, desde que estaba en la Cibona. Su fichaje por el Madrid me pareció un ultraje y su comportamiento con la blanca de desprecio a los rivales mancillaba sus buenas actuaciones.

Sabonis enmendó todo eso. Llegó donde Petrovic no pudo, quiso o supo. Para mí fue el jugador europeo de los 80/90, por encima de Kukoc, Epi, Martin o el propio Petrovic. Nunca se vio a un tio de 2,20 moverse como lo hizo antes de la lesion y con la inteligencia que tuvo cuando quedo practicamente cojo. Stockton en el cuerpo de Terminator cojo.

Un saludo y felices fiestas!

Pirrimarzon dijo...

Hace poco revisioné el famoso partido de las 4 prórrogas de Portland contra Phoenix. La facilidad para el pase picado de Sabas no la he visto nunca jamás en ningún tipo alto en la historia, ya sea NBA o FIBA. Como las lesiones no le dejaron en paz, tuvo que desarrollar aún más las armas de las que no abusaba al comienzo de su carrera, el tiro lejano y la asistencia desde poste alto. Clinics y más clínics. Impresionante.

De hecho tengo una encuesta en el blog, supongo que la habéis visto, sobre los mejores interiores pasadores europeos de la historia. Gana Sabas con diferencia.

Feliz Navidad!

Juandi Mora dijo...

@ General Espartero

Drazen me cogió muy joven, que coño era un mocoso de 6-7 años cuando murió. Pero Sabas sí y ya digo que desde aquel día me impresionó. Gran comparación esa de Stockton en el cuerpo de Terminator cojo (aunque a veces parecía el mismisimo Magic, se inventaba pases imposibles)


@ Pirrimarzon

Demostraba como jugar a baloncesto cada vez que jugaba. Daba lecciones, como dices Clinics y más clinics de movimientos en el poste bajo.

Yo vote en esa encuesta, no hace falta decir a quien ¿no?

Almanzor dijo...

Hace unos años me lo encontré en una excursión con el instituto en Sierra Nevada. No soy muy dado a saludos y cosas así con los famosos, pero con Sabas no pude. Me acerqué a él, le dí la mano y le dije: "Eres el ídolo de mi infancia", sonrió y me dijo: "Me alegro", con una voz que casi provoca un alud.
Para mí el mejor jugador europeo de la historia, y eso que no pudo ser todo lo que debió por esas malditas lesiones.

Saludos

J-Bo dijo...

A pesar del estado físico y edad con que llegó a la NBA fue algo sensacional. Que hubiese sido de este jugador de llegar con 20 años, nadie lo sabrá nunca.

kurtkbain dijo...

Que grande, aun guardo su cromo en el Real Madrid como oro en paño.

Juandi Mora dijo...

@ Almanzor

Esa misma voz cavernosa es la que guardo yo en la memoria. Si no el mejor entre los tres mejores jugadores europeos de la historia. Para mi sin duda el mejor

J-Bo

Pues nunca lo sabremos. Tal vez sin esas lesiones no hubiera necesitado jugar de esa forma colectiva.

Kurkbain

Yo también lo tengo. Eso y el recuerdo en la cocina de mi abuela jugando en una minicanasta al grito de: 'Se la dan a Saboniiisss' xd

NBA LAKERS dijo...

Un gran jugador, sin dudas... quedará en el recuerdo de este deporte, como uno de sus símbolos...

Gracias por el regalo, el post es muy bueno ;)

Te espero en nuestro blog de los Lakers.

Un abrazo!

--NM--

lafuerzadelbasket dijo...

Gran articulo. Que grande era Sabonis en todos los sentidos. Yo tambien me comence a enganchar al baloncesto gracias a el, bueno mas concretamente gracias al Lituania-Yugoslavia de la final del Eurobasket de Atenas del 95. Se suelen idealizar los primeros partidos que se ven, pero yo creo que no he visto un partido mejor que ese en mi vida.

Saludos, Crack!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...