jueves, 4 de febrero de 2010

CRÓNICA| Rondo y los Celtics pueden con Wade

La gran dirección del base (22 puntos y 14 asistencias) y actuaciones de dobles dígitos de cinco de sus jugadores dan la victoria a los Celtics a pesar del intento de remontada dirigido por Wade (30 puntos y 13 asistencias).

Con Paul Pierce lesionado los Boston Celtics recibían a los Heat con la incertidumbre de si la baja iba a ser decisiva. Esta incertidumbre la despejo Rajon Rondo desde el inicio del partido. El base de los verdes, esta noche blancos, dirigió a la perfección el partido controlando los tiempos y decidiendo cuando debía de anotar y cuando repartir juego con inteligencia. Pronto se vio que el partido iba a estar igualado y que encontraría en Wade y en el propio Rondo sus figuras. Mientras que el base de Boston daba otra velocidad al juego exhibiéndola en rápidas penetraciones que acaban en el aro, en balones doblados para el acierto de Allen o el movimiento de pies de Garnett, Wade anotaba con elegancia y se servía de la buena mano de Alston desde las esquinas.



Mientras que Rondo era acompañado por sus hombres interiores, Wade debía de hacer la guerra por su cuenta, ya que sus jugadores altos se cargaban rápidamente de faltas o escogían malas elecciones de tiro. Beasley, por ejemplo, volvió a dar la razón a aquellos que dudan de él. Combinaba grandes acciones y fuerza física con faltas innecesarias y lanzamientos desde posiciones erróneas. Sin embargo, el encuentro se iría al descanso con el marcador muy igualado y con Wade y Rondo cercanos a las dobles figuras.

El recital anotador de Rondo en el tercer cuarto fue contrarrestado de nuevo por un Wade que anotaba sin dificultad ante la inoperancia de sus compañeros. Tan sólo de nuevo Alston y en ocasiones O'Neal le acompañaban en su empresa de remontar el partido ante unos Celtics sólidos que construían su ventaja a partir de los hombres de banquillo haciendo gala de su fondo de armario. Los House, Tony Allen o Glen Davis daban descanso a los titulares jugando de forma eficiente. En el otro banquillo eran Haslem y Arroyo los que daban tregua a sus compañeros con distinto resultado. Mientras que el pívot tapaba los agujeros de las faltas personales, el base puertorriqueño no era capaz de dirigir al equipo de forma correcta.



Al inicio del último cuarto es cuando Rondo saca su batuta. Dirige a su equipo con corrección. Dobla balones para la delicada muñeca de Allen y mete balones en la pintura donde los kilos de Perkins y la clase de Garnett dinamitan el aro de Miami. Pese a esto los Celtics no se despegan del marcador ya que Wade sigue con su recital anotador y es acompañado esta vez, al fin, por Richardson que desde la línea de tres puntos pone emoción al encuentro. A falta de minuto y medio Boston está cinco arriba. Es el momento de llevar al contrario a la línea de personal. Ahí es donde los hombres de Doc Rivers no fallan. A Allen, Rondo y Garnett no le tiembla la mano en los minutos finales y dan el partido a los Celtics.

Gran partido de Rondo y Wade. La diferencia fueron los compañeros. Mientras que Allen se fue a los 23 puntos y otros 4 jugadores más superaron la decena, Wade tuvo que tirar del carro de Miami para quedarse a la orilla de la remontada.

BOXSCORE




FUENTE| Texto integro de mi colaboración en www.palcodeportivo.es
FOTOS| espn.com y bostonceltics.com
VIDEO| nba.com

4 comentarios:

costalgaraldals dijo...

No entiendo los rumores de traspaso de Ray Allen.

J-Bo dijo...

Yo tampoco.

No sé si os habéis fijado en las protecciones que llevan algunos jugadores en rodillas, muslos, incluso en la zona de las costillas, y sin haberlas visto, me atrevería a decir que hasta en la rabadilla... cada vez se parecen más a los jugadores de la NFL...

The Virus dijo...

Muy buena crónica Juandi.

Lo del traspaso de Ray Allen es relativo, ya que hace 1 partido bueno y 8 malos :S su defensa perjudica al equipo en ocasiones y sus porcentajes de tiro son cada noche malos.

De no mejorar y sintiéndolo mucho el remedio creo que será un traspaso... muy a pesar de muchos :s

Almanzor dijo...

Es complicado para los Celtics capear la temporada que llevan entre tanta lesión. Ante la baja de Pierce Allen debe dar un paso al frente. Puede ser unos partidos clave para el futuro de Sugar Ray en Boston

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...