martes, 2 de febrero de 2010

CRÓNICA| Sólo con Kobe no es suficiente

Unos desconocidos Lakers pierden en el FedEx Forum contra unos Grizzlies con un gran Zach Randolph (22 puntos 17 rebotes) en la noche en la que Kobe Bryant se convierte en el máximo anotador de la historia de la franquicia angelina.



(Texto integro de mi colaboración con el portal Palco Deportivo con el que espero seguir trabajando y desde aquí doy las gracias por la confianza puesta en mi)



En un partido ajustado el equipo angelino no pudo vencer a unos Grizzlies valientes que tuvieron en Zach Randolph su baluarte. El encuentro no comenzó como el líder de la conferencia oeste tiene acostumbrado. Un primer cuarto lleno de imprecisiones y malas elecciones de tiro permitió al equipo local adelantarse en el marcador y mantener una consistente diferencia. Los Lakers no encontraban su juego y tan solo se mantenían en el partido gracias a las genialidades de Kobe Bryant y la consistencia de Ron Artest. Una de estas genialidades, con un buzz beaten de la estrella angelina, permitió que se llegase al final del primer cuarto con el resultado igualado a 24. Tras una mala decisión de Rudy Gay lanzando a canasta desde el centro del campo y errando el intento, el balón llegó al número 24 de los lagueros que no perdonó desde la línea de tres puntos.

Cuando parecía que el partido iba a estar igualado volvieron las perdidas de balón del equipo visitante. A estos errores se le añadía los pocos minutos de Gasol, cargado de faltas, en el encuentro y la floja aportación de Bynum y Odom en la pintura. Esto lo aprovechaba Zach Randolph para hacer cumplir su ley y poner a su equipo por encima en el marcador. Desde el perímetro surgió la figura de Hudson, rookie traspasado de Boston a Memphis hace una semana, con 11 puntos en 7 minutos que ponía a los Grizzlies con más diez en el luminoso. A la ofensiva local respondió Kobe Bryant rápidamente con siete puntos consecutivos que consiguió que el equipo de Tennesse no se alejase en el marcador. Con dos tiros libres fallados por el escolta angelino se llegaba al descanso con Memphis dos puntos arriba.

A la vuelta del descanso son los Grizz los que siguen dominando la pintura gracias a la poca dureza de los pivots rivales que cierran mal el rebote y permiten muchos puntos de segunda oportunidad. Aquí vuelve a surgir la figura de Randolph bien acompañado por Marc Gasol (11 puntos, 13 rebotes). Desde el perímetro es Rudy Gay el que acompaña esta vez a sus hombres altos para volver a poner en problemas a los actuales campeones. Por parte de los Lakers, Artest aparece para anotar dos triples que devuelven, junto a las grandes acciones de Bryant, a Lakers al partido. De esta forma se llega con el encuentro muy igualado al último cuarto. Más uno para Lakers.



Vibrante como el partido anterior ante los Boston Celtics. Las canastas se suceden en ambos aros y es Kobe Bryant el que de nuevo se echa el equipo a la espalda para enderezar el rumbo de los Lakers. Sin embargo, las penetraciones de los jugadores exteriores de Memphis y el buen hacer de los pivots Grizz no permiten que los de púrpura y oro se alejen en el marcador. A dos minutos del final del encuentro llega la jugada del partido. Posesión para Memphis que mueve rápido el balón buscando la mejor opción de tiro. Lakers concentrados fabrican su mejor defensa en el partido, pero a falta de dos segundos, Zach Randolph fuera de su zona de influencia y pisando la línea de tres lanza un balón que entra limpio en el aro visitante. Tras la comprobación de si el lanzamiento valía dos o tres puntos por parte de los árbitros, suben dos importantes tantos al marcador que dejarían el partido listo para sentencia. Sin embargo, a la desesperada Bryant anota un triple que devuelve a Lakers la esperanza colocándose a un punto. Nada más allá de la realidad. El acierto en la línea de tiros libres de Memphis y la mala dirección de la última posesión de Lakers terminada en un mal lanzamiento de tres de Artest deja la victoria en casa a unos Grizzlies que siguen siendo la sensación de la liga y que opositan muy seriamente a meterse en playoff.



El partido, sin embargo, deja un dato histórico. Gracias a los 44 puntos anotados por el número 24 de los Lakers, máxima puntación de la temporada para el escolta junto al partido que les enfrento a Golden State Warriors el pasado 29 de diciembre, Kobe Bryant se convierte en el máximo anotador de la historia del equipo angelino superando a leyendas como Abdul Jabbar, Magic Johnson, Baylor o Worthy.


BOXSCORE



FUENTE| Crónica sustraida de mi colaboración en www.palcodeportivo.es
FOTOS| Espn.com y memphisgrizzlies.com
VIDEO| Nba.com

3 comentarios:

costalgaraldals dijo...

Lo de Randolph es la leche ¡¡¡¡ Espero que aguante para los play-offs ¡¡¡
Ahora toca creerselo, son una amenaza para alguna franquicia que opte al título en el Este.

Almanzor dijo...

Grandes estos Grizzlies. Si entran en Playoffs, que lo harán casi seguro, ojito a quién le toque porque en su cancha no dejan pasar una.

Saludos

J-Bo dijo...

Los Grizzlies en su campo no se andan con tonterías...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...