domingo, 27 de junio de 2010

Opinión | Adios al talentoso chico malo

El talento se esconde en múltiples superficies. Se dice que el talento está en frascos pequeños, que no conoce de edades. Se dice que el talento se educa en la calma y el carácter en la tempestad.

Rasheed Wallace sabía como introducir ese talento en la tempestad de su carácter. Todos le recordaremos por su mala relación con los árbitros y las técnicas señaladas. También por su gran defensa y por formar parte de aquellos nuevos Bad Boys en Detroit.

Pero todo este envoltorio esconde un gran talento para el baloncesto. Inteligente en defensa ha sido capaz de defender a power forward más altos que él o a aleros mucho más rápidos. En ataque ha demostrado poseer un arsenal de recursos ofensivos con grandes movimientos de espalda en la pintura y un lanzamiento letal desde el perímetro.

Si juntamos estas características que acabo de enumerar y las unimos sin mirar el nombre encontraríamos a un jugador de baloncesto completísimo, una estrella. Sheed lo ha sido. Los problemas de las lesiones y la mala suerte en los partidos finales en los conjuntos que ha jugado (finales de conferencia con los Blazers en 99 y 00 o la final perdida hace unos días ante Lakers), unido a su fuerte carácter, le han privado de ser un jugador más reconocido en la NBA.

Fue el líder de aquellos fabulosos Jail Blazers y más tarde pieza fundamental en la nueva generación de bad boys. Un jugador de sus características no podía terminar su carrera deportiva en otro conjunto que no fuera los ‘Orgullosos Celtics’. La horma de la zapatilla de Wallace.

Se trata del jugador que siempre querría en mi equipo. Competitivo, muy competitivo, siempre se ha dejado la piel en la pista. Nunca ha dado un partido por perdido y se ha pegado con todos, árbitros incluidos, para conseguir la victoria. Me alegro por aquel anillo del 2004 aunque fuese a costa de mis Lakers porque aquel equipo, EQUIPO con mayúsculas, del que formaba parte era merecedor campeón de la NBA.

Por ello le dedico un post a su retirada. A la retirada de un jugador talentoso que se vio eclipsado por un fuerte carácter ganador que se reflejaba en técnicas, malos gestos y más técnicas. Pero que le vamos hacer es el 'talentoso bad boy'

Fotos | Foro Nba Fans y EveryJoe.com

4 comentarios:

Oscar dijo...

Una lástima su retiro, se echará de menos este carácter fuerte y su clase baloncestística.

Saludos, a favoritos y nos leemos!

The Virus dijo...

Siempre será un grande! Uno de los mejores interiores de la liga sin discusión alguna.

Gracias Sheed!

BigBen dijo...

Uno de los jugadores a los que mas he admirado. Su entrega, sus protestas pero al mismo tiempo una calidad tremenda le hacen especial.

Sin duda, como dices, una estrella de la liga. Lástima de anillo con Portland.

J-Bo dijo...

Se va uno de los más grandes, uno de los últimos integrantes en activo de mis Jail Blazers... cuando comparo el talento que tenía aquel equipo y el equipo infumable en que se ha convertido en la etapa McMillan se me revuelven las tripas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...