miércoles, 20 de octubre de 2010

'Mis Leyendas'| Glenn Robinson

Mucho talento, mucho dinero. Poca cabeza, poco trabajo. Así se podría resumir la historia en la NBA del jugador que os acerco hoy a 'Mis Leyendas'

Glenn Robinson era un alero de 2,01 nacido en Gary (Indiana) el 10 de enero de 1973. Que se retiró en 2005 tras conseguir el anillo con los San Antonio Spurs. Pero este anillo no lo ganó siendo un jugador importante como se suponía en su llegada a la NBA. Cuando llegó con la vitola de dominador de años venideros tras unos grandísimos años en la Universidad de Perdue promediando la última temporada 30 puntos y 10,1 rebotes por encuentro, siendo nombrado el mejor jugador universitario del país.

Así llegó a la NBA, como un jugador de los que se buscaba en la época, un Jordan en potencia. Gracias a su gran ferocidad, que más tarde iría perdiendo, se le puso el apodo de 'Big Dog' en su época universitaria (en mates in your face ante Ostertag con la camiseta de Perdue se demuestra). Tales eran sus grandes actuaciones universitarias que decidió presentare como seleccionable para el draft en su segundo año.

Su juego no había pasado desaparecibido para los Milwaukee Bucks que lo eligieron con el número uno en la lotería de 1994 haciéndole un contrato por diez años y 68 millones de dólares. Record absoluto para un rookie recién llegado. (Los rumores dicen que el bueno de Glenn pidió la friolera de 13 años y 100 millones).

En un principio parecía que la inversión no había sido del todo mala. 21,9 puntos por partido promedió el joven Robinson en su primer año quedándose a las puertas del premio ROY que fue concedido a Jason Kidd y Grant Hill. Tal vez de Big Dog hubiera conseguido el premio si su franquicia hubiera conseguido más victorias. Pero el dato está ahí, como también lo está la carrera futura de los vencedores del Rookie of Year.

Durante su estancia en Wisconsin, Robinson fue el eje del equipo hasta que en 2001 se juntará con Sam Cassell y Ray Allen para formar un gran equipo y llegar a las finales de conferencia. Sin duda es una lástima que ese equipo se diluyera tan rápido tras aquel buen resultado, pero eso es un tema del que hablaré otro día más largo y tendido. Como digo, el equipo llegó a las finales de la Conferencia Este para medirse a los Sixers de Allen Iverson con un equipo en el que también destacaba Tim Thomas y empezaban su carrera Michael Reed y Rafer Alston. Un 'Big Three' de vértigo, con unos secundarios como Thomas, Caffey o Hunter no fueron suficientes para vencer al equipo de The Answer

Tras esta gran temporada Robinson fue traspasado a Atlanta a cambio de Kukoc, Smith, Leon y una elección de draft que al a postre sería TJ Ford. Aquí empezó el fin. Las águilas se deshicieron pronto de él por su costoso contrato y acabó en los Sixers donde una lesión y su mala relación con el entrenador O'Brien hizo que en dos temporadas hiciese las maletas sin apenas intervenir en el juego. De ahí a los Hornets donde fue cortado.

Tras aquel periplo por diferentes equipos fue fichado por Popovich. Perro viejo, nunca mejor dicho, como es el entrenador tejano sabía que Robinson era el jugador necesario para ayudar a un equipo ganador que tenía problemas para ver aro en algunas ocasiones. Metió a Glenn en dinámica de trabajo y el alero contribuyó saliendo del banquillo como jugador microondas a la perfección. Aquí se vengó de aquel ROY perdido ante grandiosos jugadores. Enormes jugadores con una dilatada trayectoria que no tienen lo que consiguió Robinson en 2005. Un anillo de campeón.

Y tras toda esta historia, se preguntarán ¿Por qué está Glenn Robinson entre 'Mis Leyendas'? No es tan difícil la respuesta. En primer lugar por aquellos Bucks del 2001. Y en segundo por ese lanzamiento imparable en suspensión y aquella forma de correr los contraataques que resultaba imparable para los defensores por muy altos que fuesen 'Big Dog' les pasaba por encima. Tenía una gran técnica, un gran talento. Pero una mala dinámica de trabajo sazonada en su justa medida por un contrato 'casi vitalicio' en la NBA que le hizo jugar a favor de marea, con la vida deportiva económicamente resuelta y sin ningún tipo de motivación más allá de anotar puntos.

¿Qué hubiera sido de ese alero de la Universidad de Perdue de haber aprovechado mejor su viaje en la NBA? Nunca lo sabremos. Nos quedaremos con la vaga idea del jugador que pudo ser. Sin embargo el Gran Perro tiene un lugar en 'Mis Leyendas'



PD. He aquí sus culminaciones de contraataque y su lanzamiento en suspensión



Via | Basket reference.com
Fotos| Sports Illustrated y Can Stop the blending

5 comentarios:

Foro NbaFans dijo...

Me alegra leer estas líneas sobre 'pichichi' Robinson y me parece bastante comprensible que aparezca entre tus leyendas (sección q acabo de descubrir xD).

Y solo dos comentarios más:
-a principios de su carrera NBA veía similitudes con Robinson a Carmelo Anthony, auqnue a día de hoy parezca bastante absurda la comparación.
-espero ese reportaje sobre aquellos Bucks que tanto me maravillaban y que tanto acabé odiando xD

Foro NbaFans dijo...

He usado la cuenta del foro pero soy vince18 jaja

Almanzor dijo...

Aquel enorme contrato, el hecho de ser un número 1 del Draft (merecidísimo por entonces), algunos problemas de lesiones, llegar a una franquicia con enormes urgencias a mediados de los 90... muchos condicionantes para alejar a Robinson del papel que debió haber ocupado en la historia. Era un tío flojo, pero es que tenía un talento... Me alegro de que ganara aquel anillo.

Saludos!

costalgaraldals dijo...

Una lástima, como bien dices, que ese equipo se diluyera tan rápido.
Big Dog era un superclase. Entiendo muy bien que este entre tus leyendas.
Buen trabajo ¡¡¡

Óscar Gaspar dijo...

Grandes recuerdos de "Big Dog".

Esos Bucks de haber tenido una mayor aportación en la pintura podrían haber llegado más lejos. Recurdo aquella ronda de playoff que la vi por DSF. Creo que G.Karl era el entrenador.

Muy buen recuerdo a un gran jugador.

PD: Sabes que Tim Thomas siempre fue mi debilidad. Que polivalencia la suya.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...